Conducir es un derecho, una obligación y hasta una necesidad. Pero ¿condudes con seguridad y responsabilidad civil? ¿Realmente conocemos nuestros deberes como conductores?

Los despistes o determinado tipo de conductas pueden traernos un disgusto al volante. El problema también parte del desconocimiento de las principales normas en materia de seguridad vial. Razón por la cual hemos decidido hablar sobre las 5 cosas que nunca debes hacer al volante.

Coger el volante con una sola mano

El Reglamento General de Circulación especifica claramente que el conductor debe mantener una posición adecuada a la hora de coger el volante.

De no hacerlo, quien conduce deberá pagar aproximadamente 80€ de multa. Una cantidad que, en la mayoría de los casos,  depende del agente de tráfico.

Si bien conducir con una sola mano es un vicio bastante común, no es correcto hacerlo. Coloca siempre ambas manos al volante y mantén tu atención en la carretera.

Usar el teléfono móvil

El uso del teléfono móvil o de cualquier otro dispositivo inteligente queda prohibido al volante. De hecho, la principal causa de accidentes a nivel nacional se debe al mal uso del móvil al conducir.

Utilizar nuestros dispositivos inteligentes durante la conducción puede acarrear una infracción de 200€, más la eliminación de tres puntos del carné.

¡Evita hacerlo!

Mantener la mano en la palanca de velocidades

Este otro vicio se relaciona con los anteriores. Al mantener la mano en el cambio de marchas, automáticamente estaremos  conduciendo con una sola mano.

Es importante recurrir al cambio de marchas únicamente para realizar los cambios de velocidad. De lo contrario, estaríamos arriesgando la vida, además de la integridad física y emocional de otros.

Conducir sin mirar los retrovisores

Un error que cometemos de forma frecuente es conducir sin prestar atención a los retrovisores. Lo correcto es mantener el retrovisor limpio y en su posición correspondiente e ir mirándolo de forma frecuente.

Cambio de carril sin fijarse

Otro error fatal, aunque poco común, es cambiar de carril sin fijarse. La obligación del conductor se basa en asegurarse de que el paso esté libre para su tránsito antes de hacer un cambio de carril.

¿Cuántas de estas acciones realizas en tu día a día?